Marcos Beitía hará su debut en la Limitada Belgranense

Marcos Beitía hará su debut en la Limitada Belgranense

El piloto castellense Marcos Beitía hará su debut en la Limitada Belgranense este fin de semana, cuando la categoría desembarque en el autódromo de Dolores para disputar la doble fecha, carreras que serán las primeras en asfalto en la temporada.

En declaraciones para EL SUPLENTE, el piloto contó cómo se dio su desembarco en la categoría y que expectativas tiene para esta competencia, destacando que lo hará a bordo de un Chevrolet Stándar 230, teniendo como jefe de equipo a su papá Quique y contando con el trabajo de Apella Competición.

En primera instancia, Beitía contó cómo llegó a la Limitada Belgranense: “Mi relación con la categoría siempre fue a través de mi viejo, Quique Beitía,. Él es un fanático del automovilismo y a su vez de la categoría. Desde hace años él siempre me inculcó y me dio a conocer la pasión que lleva dentro por los fierros, como así también su sueño de correr que no pudo hacerlo. También muchos conocidos que compiten me tentaron, como lo es un amigo personal, Papasidero, los chicos de Rolleri, el Gallo Ferré, quienes también me han llevado a interesarme en esta categoría”. 

“Va a ser mi debut en la categoría. La idea era empezar el año, pero por tiempo y costos no pudimos largar la primera. Con las suspensiones nos dio el tiempo para llegar a esta carrera en Dolores. También se debió gracias al gran trabajo de los chicos de Apella Competición, quienes están armando el auto. La idea es estar todo este año y el año que viene, si Dios quiere, también. Pero todo esto se pudo al gran esfuerzo del jefe de equipo, Quique, que ahora está hecho un pendejo (risas)”, agregó.

A su vez, el castellense dio detalles del auto con el cual va a competir: “Largamos con un Chevrolet Standar 230. Se compró el chasis que venía de la Biplaza, categoría que se corría en el Mouras. Está hecho por Benítez y acá se modifico, haciendo su trabajo Apella Competición para correr en la Limitada. Además, se fue comprando de a poco todo lo necesario y este último tiempo se le puso todo arriba para llegar. El auto está casi terminado, solo faltan detalles, pero estaría para Dolores sin problemas”. 

 “El asfalto va a ser una ventaja para mí, esperemos poder aprovecharla y cumplirle al viejo loco de mi papá, darle la satisfacción de ver correr su cafetera y con su hijo de piloto. Dejame agradecer a todos los que nos apoyaron, que son muchas personas para estar presente el fin de semana”, cerró.

FUENTE: Portal El Suplente