Se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento de los párrocos Novembrino y Carraro

Se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento de los párrocos Novembrino y Carraro

El 14 de septiembre es una fecha de recuerdo para la historia de nuestra ciudad. Justo el mismo día con la diferencia de 10 años fallecían los  recordados párrocos que marcaron la historia de Castelli, particularmente el padre Juan Novembrino (14/09/1984) quien guarda la gratitud de muchos castellenses y el padre Domingo Carraro (14/09/1994), un poco más cercano en el tiempo hacia nuestros días.
En virtud de esta fecha conmemorativa, castellidiario entrevistó a la Directora del Museo local, Yolanda Matos, quien nos hizo un pequeño y breve repaso de ambos Párrocos.


Juan Novembrino se caracterizó por ser un hombre austero, su misión de ayuda se reflejaba en cada acto “hay historias increíbles que quedaran para siempre” dijo la Directora del Museo. El Padre Juan llegó a Castelli en el año 1948, fue fundador de casi todas las Capillas de la ciudad a excepción de la Capilla Santa Ana.
“Se caracterizaba por ser un hombre de brindarse mucho por el otro, era hincha de Boca y no le gustaban los lujos al punto tal que una vez le juntaron dinero para regalarle un auto y él no lo quiso; a cambio compró un proyector para dar películas a los chicos de entonces, con quienes además jugaba a la pelota todos los fines de semana” aseguró Yolanda Matos
En el Museo, relató Matos “se guarda el sillón en el que el Padre Juan dormía la siesta porque no se acostaba por si algún vecino lo necesitaba”
Además la Directora del Museo agregó “hay una anécdota donde vecinos que entraron a su habitación le compraron una cama, porque la suya estaba bastante destruida y cuando le llegó la nueva cama los dejó de hablar por unos 3 meses”.
Por su parte, la historia marca que el Padre Carraro estuvo 10 años, arribó a la parroquia luego del fallecimiento del Padre Juan y se desempeñó como profesor en el instituto Paula Robles de Dolores.
En Castelli, hay calles con sus nombres, Novembrino en el Barrio Procasa y Carraro en el Barrio La Esperanza.

 

Fotos; Museo Castelli