LA DENUNCIA DE UN VECINO PERMITIÓ EL SECUESTRO DE MERCADERÍA

LA DENUNCIA DE UN VECINO PERMITIÓ EL SECUESTRO DE MERCADERÍA

 

Ocurrió el viernes por la tarde, cuando personal policial y de la Secretaria de Seguridad recibieron un llamado de un vecino que habría denunciado la venta ambulante.

La policía realizó un operativo de control y comprobó que los vendedores estaban en la zona de barrio obrero, lugar donde se les labró una infracción y se procedió al decomiso de espejos y mercadería varias informaron a castellidiario fuentes consultadas.

Desde la secretaria de seguridad y por parte de la policía destacaron la predisposición de los vecinos para dar alerta a la policía, mediante un llamado y destacaron que el trabajo de seguridad depende de todos los vecinos.

Además recordaron que la venta ambulante está prohibida por Ordenanza Municipal

Imagen ilustrativa