Condenado con «9 meses de prisión condicional» por abusar de una menor

Condenado con «9 meses de prisión condicional» por abusar de una menor

Condenan a un vecino a  “Nueve meses de prisión de ejecución condicional” por abusar sexualmente de una menor en el 2012

En un fallo dictado por la Dra. Analía Avalos como Juez unipersonal del Tribunal en lo Criminal nº 2 Departamental, se condenó a un vecino de Castelli juzgado por un hecho de “abuso sexual simple” que perpetrara contra una menor.

Según consignó la Juez en su resolución, en las primeras horas de la tarde del 11 de abril de 2012, en una vivienda de la localidad de Castelli donde residía el imputado y se encontraba circunstancialmente una menor de 9 años, que había llegado a la casa con su madre y el novio de ésta, en momentos en que éstos se encontraban durmiendo la siesta y ella en la cocina, el dueño de casa la había tomado por detrás, le había tapado la boca y la condujo a su habitación, donde tras arrojarla sobre la cama y mantenerle tapada la boca le había efectuado tocamientos, mientras la amenazaba con matarla a ella y a su progenitora en caso que contara lo que sucedía.

La menor dijo que esa persona, que llamaban “Juanchi”, había intentado sacarle la ropa, pero que al escuchar un ruido se había asustado y la había soltado, momento que ella había aprovechado para escapar y contarle a su mamá lo ocurrido, precisando que ésta quería hacer la denuncia y ella no, porque tenía miedo que el abusador cumpliera con la amenaza de matarlas a ambas. Indicó que su progenitora había hecho la denuncia, que ella le había contado lo ocurrido a un familiar y también a una profesora en la escuela.

La madre de la menor víctima dijo que habían viajado a Castelli porque su novio iba a cuidar una vivienda, y que estando en ella y notando que su hija estaba incomoda, nerviosa, le había preguntado qué le sucedía, momento en que le había relatado el abuso que había sufrido. Agregó que también lo había contado en la escuela, razón por la cual las Asistentes habían ido a su trabajo a preguntarle si había hecho la denuncia.

Una de las docentes de ese establecimiento, dijo que la niña se le había acercado llorando luego que otra alumna -a quién ella le había contado lo sucedido- lo comentara a los compañeros en un recreo. Agrego la docente, que luego de calmarla había dado intervención a la asistente social.

La Perito Psicóloga del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, indicó en su informe no haber detectado en los dichos de la menor sobre el caso, indicadores de construcción fabulada,

Para la Dra. Avalos lo relatado por la niña a su madre apenas ocurrido el episodio abusivo, se compadecía en un todo con lo narrado ante su maestra dos días después, que además concordaba con su testimonio y con el de su progenitora en el juicio. Dijo también la Juez, que no se había aportado al proceso ningún dato que habilitara dudar en la veracidad de lo denunciado, como tampoco razón alguna para sospechar de algún motivo para inventar y narrar como real un hecho que no había existido.

Por todo ello la Dra. Analía Avalos resolvió condenar a Juan Ignacio Pinto, apodado “Juanchi”, de 32 años de edad, con domicilio en Castelli, como autor responsable del delito de “Abuso sexual simple”, imponiéndole una pena de “Nueve meses de prisión de ejecución condicional”, dado su primariedad delictual y las consecuencias desocializadoras que acarrea el encierro en las penas de corta duración.