FÚTBOL: ARRANCA EL CLÁSICO