Condenan a una pareja de Castelli por robos perpetrados en la ciudad

Condenan a una pareja de Castelli por robos perpetrados en la ciudad

Fueron juzgados en un juicio abreviado realizado en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental. Testigos, una huella digital y el secuestro de parte de lo robado, sellaron la suerte de ambos imputados.

En el marco de un juicio abreviado realizado en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental, la Dra. Claudia Castro actuando como Juez unipersonal condenó a una pareja juzgada por robos perpetrados en Castelli.

El juicio había sido consensuado por el Fiscal Dr. Gustavo García y Defensor Particular Dr. Héctor Sánchez, con ratificación expresa de ambos procesados.

La Dra. Castro señaló en el veredicto tener legalmente probado que en la media tarde del 14 de diciembre de 2016, un hombre y una mujer previo escalar una pared medianera ingresaron en una vivienda de la calle Pellegrini de Castelli, donde luego de forzar una cerradura se apoderaron de una motoguadaña Still, zapatillas de mujer y de varón de distintas marcas, ojotas, zapatos, sandalias, frazadas y acolchados, ropa interior de mujer, cañas de pescar, pirotecnia, una pantalla de PC BGH, y herramientas de mano importadas.

Y que en horas del mediodía del día siguiente en momentos que personal policial realizaba un procedimiento, el masculino sindicado en el hecho anterior arrojó golpes de puño hacia los efectivos y emprendió la fuga, siendo interceptado y aprehendido. Que por su parte la mujer intentó agredir a una Oficial de policía con una botella que estaba sobre un viejo auto, siendo aprehendida.

La víctima del robo señaló que posee un comercio en la ciudad de Chascomús y que utilizaba la vivienda como depósito, detallando los elementos que le habían sido sustraídos.

Un testigo señaló haber visto a la pareja –identificando a ambos- cuando salían de una finca llevando una caña de pescar, varias bolsas de las que sobresalían ropa y calzado, mientras que en una en particular se veía elementos de pirotecnia.

Otro vecino refirió que a esa pareja se la veía deambular por la ciudad, que no tenían domicilio fijo, que generalmente pernoctan en un vehículo Dodge 1500 que existía en un predio de una vivienda de calle Avellaneda.

Precisamente en este lugar se efectuó con la anuencia del propietario un procedimiento para revisar el vehículo donde pernoctaban los sospechados, lugar donde se secuestraron distintos elementos producto del robo investigado, y donde se produjo la agresión y fuga del masculino, también la reacción de la mujer con la botella.

Por su parte en una botella que se hallaba en el lugar del hecho se obtuvo una huella digital, la que luego se comprobó correspondía a la mujer aprehendida.

Otra causa: en horas de la noche del 21 de octubre de 2016 un sujeto ingresó a un taller mecánico de la calle Pellegrini de Castelli, donde se apoderó de llaves de tubo, llaves T, de boca, destornilladores, pinzas, alicates y otras herramientas.

Una testigo señaló haber visto ingresar a ese local a un individuo que conocía como “El Uruguayo Rodríguez Castín”, quien previamente había andado merodeando con una mochila. Por su parte el dueño de una parrilla ubicada en la Autovía 2, lo señaló como la persona que andaba ofreciendo herramientas para vender. Y en un allanamiento en casa de la progenitora del individuo señalado, se secuestraron herramientas varias que fueron reconocidas por el damnificado como de su propiedad.

Para la Dra. Claudia Castro con sustento en esas declaraciones y lo secuestrado estaba acreditada la materialidad ilícita y la autoría en ambos hechos, por eso resolvió condenar a Cristian José Rodríguez Castin, de 29 años de edad, oriundo de General Belgrano y con domicilio en Castelli, como coautor de los delitos de “Robo agravado por escalamiento y efracción y Resistencia a la autoridad. Y autor de Robo Simple, todos en concurso real”, imponiéndole una pena de Tres años y un mes de prisión”.

Y a Eugenia Daniela Martínez, de 36 años, nacida y con domicilio en Castelli, como coautora de los delitos de “Robo agravado por escalamiento y efracción, y Resistencia a la autoridad”, imponiéndole

“Tres años de prisión”.

Fuente Compromiso Digital