EL ROJO SE PREPARA FRENTE A FERRO