NOS TAPÓ EL PASTO

NOS TAPÓ EL PASTO

 

El abandono, por parte de la empresa Autovia del Mar, del mantenimiento de la ruta hace que permanezca latente el peligro de un accidente.

Lo que ya verdaderamente es un pastizal ya prohíbe ver con normalidad a todos los automovilistas que quieren tomar un carril para transitar la autovía.

Si bien no hubo información oficial, el abandono es parte de las amenazas latentes del gobierno de quitar la concesión del corredor turístico del atlántico.

Ya hubo manifestaciones de bronca y enojo de muchos usuarios, porque el mantenimiento no se hace, pero el peaje se paga.

CREDITO FOTOGRAFICO Juan Pablo Sanchez